CHOCOLATEPOSTRESRecetas

Mug cake de chocolate

Esta es una receta muy fácil y rápida que puedes hacer en el microondas en solo unos minutos. Se trata del mug cake de chocolate, un bizcocho esponjoso y jugoso que se prepara en una taza y que puedes disfrutar en cualquier momento del día.

Te voy a explicar paso a paso cómo hacerlo, verás que es muy sencillo y que el resultado te va a encantar.

Lo primero que necesitas son los ingredientes, que seguro que tienes en casa:

– 4 cucharadas rasas de harina de repostería
– 4 cucharadas de azúcar blanco
– 2 cucharadas de cacao en polvo
– 1/3 de cucharadita de levadura química en polvo
– 1 huevo mediano, frío de la nevera
– 3 cucharadas de leche entera
– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra suave o aceite de girasol
– Azúcar glass para adornar (opcional)

El segundo paso es mezclar los ingredientes secos en un bol pequeño: la harina, el azúcar, el cacao y la levadura. Revuelve todo con un tenedor hasta que quede bien integrado.

El tercer paso es batir el huevo en otro bol hasta que salgan burbujas. Esto ayudará a que el bizcocho quede más esponjoso. Luego añade el huevo a la mezcla de ingredientes secos y vuelve a revolver con el tenedor.

El cuarto paso es agregar la leche y el aceite a la masa y mezclar todo bien hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

El quinto paso es elegir una taza grande de desayuno que sea apta para el microondas y que reparta bien el calor. Unta la taza con un poco de mantequilla o aceite y vierte la masa dentro, sin llenarla más de la mitad.

El sexto paso es cocinar el mug cake en el microondas a potencia máxima durante unos 2 minutos, dependiendo de la potencia de tu microondas. Puedes abrir el microondas a mitad del tiempo y girar la taza para que se cocine de forma uniforme.

El séptimo paso es sacar la taza del microondas con cuidado de no quemarte y dejarla reposar unos segundos. Puedes espolvorear un poco de azúcar glass por encima para decorar si quieres.

El octavo y último paso es disfrutar de tu mug cake de chocolate, solo o acompañado de una bola de helado, nata montada o fruta fresca. Te recomiendo que lo comas en caliente, ya que al enfriarse pierde textura y se endurece.

Espero que te haya gustado esta receta y que la pruebes en casa. Es una forma muy fácil y rápida de hacer un postre delicioso con pocos ingredientes y sin ensuciar mucho. Si te animas, puedes variar los sabores añadiendo ralladura de naranja, nueces picadas o chocolate blanco derretido a la masa. ¡Te sorprenderá lo rico que queda!

Gracias por leer este post y hasta la próxima.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.