Recetas

Gratinado de Patata

El gratinado de patatas, también conocido como “gratin dauphinois” en francés, es un plato tradicional originario de Francia. Su historia y origen están relacionados con la región de Dauphiné en el sureste de Francia. Aquí tienes un poco más de información sobre su origen:

Origen y Evolución:

El gratinado de patatas tiene una larga historia en la gastronomía francesa, y se ha convertido en un clásico de la cocina francesa. Aunque no hay un consenso definitivo sobre su fecha exacta de creación, se cree que el plato se desarrolló en la región de Dauphiné (hoy parte de la región de Auvernia-Ródano-Alpes) en los Alpes franceses.

La región de Dauphiné era conocida por sus patatas y productos lácteos, lo que contribuyó a la creación de este plato. Originalmente, el “gratin dauphinois” consistía en capas de patatas cortadas en rodajas, ajo, leche y nata cocidas lentamente en un horno de leña. A medida que se cocían, las capas de patatas absorbían los sabores de la leche y la nata, y se cocinaban hasta que se volvían tiernas y cremosas, y la capa superior se doraba.

A lo largo del tiempo, el plato evolucionó y se popularizó en toda Francia y más allá. En la actualidad, el gratinado de patatas se ha convertido en un plato clásico de la cocina francesa y es apreciado por su sabor reconfortante y su textura cremosa y crujiente.

Aunque su origen se encuentra en la región de Dauphiné, diferentes regiones y cocineros han añadido sus propias variantes y toques personales al plato. Esto ha llevado a la diversificación de las recetas de gratinado de patatas, que pueden incluir ingredientes como queso, hierbas, especias y otros elementos creativos.

En resumen, el gratinado de patatas tiene su origen en la región de Dauphiné en Francia, donde se aprovechaban los ingredientes locales como las patatas y los productos lácteos para crear este delicioso plato que ha perdurado a lo largo de los años y ha ganado reconocimiento en la cocina francesa y en todo el mundo.

Aquí tienes una receta básica para hacer un gratinado de patatas paso a paso:

Gratinado de Patatas

Ingredientes:

  • Patatas (aproximadamente 4-5 patatas medianas)
  • 1 taza de crema de leche (nata para cocinar)
  • 1 taza de leche
  • 1-2 dientes de ajo, picados
  • 1 taza de queso rallado (por ejemplo, queso cheddar o gruyère)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Mantequilla (para engrasar el molde)
  • Opcional: nuez moscada rallada

Instrucciones:

  1. Preparación de las patatas:
    • Lava, pela y corta las patatas en rodajas finas y uniformes. Puedes usar un cuchillo afilado o una mandolina para obtener rodajas del mismo grosor.
    • Coloca las rodajas de patata en un recipiente con agua fría para evitar que se oxiden mientras preparas la receta.
  2. Preparación de la mezcla de crema:
    • En una cacerola, calienta la crema de leche y la leche a fuego medio hasta que comience a calentarse. No es necesario que hierva.
    • Agrega el ajo picado a la mezcla de crema y leche. Si lo deseas, también puedes agregar una pizca de nuez moscada rallada para darle un sabor adicional.
    • Retira la mezcla del fuego y resérvala.
  3. Engrasar el molde:
    • Unta un molde para hornear con mantequilla para evitar que las patatas se peguen y facilitar la limpieza.
  4. Armar el gratinado:
    • Escurre las rodajas de patata y sécalas ligeramente con una toalla de papel.
    • Coloca una capa uniforme de rodajas de patata en el fondo del molde.
  5. Agregar la mezcla de crema:
    • Vierte parte de la mezcla de crema caliente sobre las patatas en el molde. Asegúrate de que las patatas estén bien cubiertas con la mezcla.
  6. Capa de queso:
    • Espolvorea una capa de queso rallado sobre la mezcla de patatas y crema.
  7. Repetir capas:
    • Repite los pasos 4 a 6, creando capas alternas de patatas, mezcla de crema y queso, hasta que hayas utilizado todas las patatas y la mezcla de crema.
  8. Terminar con queso:
    • Asegúrate de que la capa superior esté cubierta con una generosa cantidad de queso rallado. Esto ayudará a que el gratinado forme una deliciosa capa dorada y crujiente.
  9. Hornear:
    • Precalienta el horno a 180°C (350°F).
    • Cubre el molde con papel de aluminio y hornea durante aproximadamente 45 minutos.
    • Luego, retira el papel de aluminio y continúa horneando durante otros 20-30 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas y la parte superior esté dorada y burbujeante.
  10. Servir:
    • Una vez que esté listo, retira el gratinado del horno y déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo en porciones y servir.

¡Disfruta tu delicioso gratinado de patatas! Puedes acompañarlo con una ensalada fresca o disfrutarlo como acompañamiento de carnes o aves.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.