fbpx

El Hierro en la dieta

El hierro es uno de los elementos de la dieta más olvidados pero de una importancia capital. Vamos a ver algunos alimentos ricos en hierro, así como varios datos interesantes relacionados con este elemento.

Es importante saber que para que el organismo acepte el hierro presente en los alimentos, es fundamental acompañar la dieta con una buena dosis de vitamina C, que facilita la absorción del hierro.

Así, es importante consumir alimentos como patatas, coliflor, brócoli, espinacas, berros, acelgas, melón, piña, mandarina, limón, fresas, naranjas o mangos.

Algunos alimentos ricos en hierro son las carnes rojas, muslos y alas de pollo y pavo, los berberechos y almejas, la soja y las espinacas. Hay que destacar que el hierro presente en la carne es de más fácil absorción que el presente en las verduras y hortalizas.

¿Y por qué es importante el hierro?
El hierro contribuye a que la hemoglobina -proteína cuyo trabajo consiste en llenar los glóbulos rojos de la sangre y transportar oxígeno desde los pulmones a todas las células- ejerza correctamente sus funciones, transportando el oxígeno a todas las zonas del cuerpo.

En caso de carencias de hierro, suelen darse casos de cansancio crónico y tez pálida, precisamente por la pobre irrigación sanguínea (falta de sangre en los capilares y falta de oxígeno en la sangre).

Si las reservas de hierro que tiene una persona -sea cual sea su sexo o edad- son muy escasas, las consecuencias para su salud pueden ser de mayor vulnerabilidad.

Algunos alimentos y bebidas como la yema de huevo y el café, bloquean la absorción del hierro.

Se ha probado cientificamente que hace frente a las infecciones, al sistema inmunológico mermado, y a toda interferencia en los mecanismos que tiene el organismo para el control de la temperatura y hasta una disminución en el umbral del dolor.

Una de las enfermedades más frecuentes que padecen las personas -especialmente mujeres- con deficiencias de hierro en su organismo, es la anemia. La pérdida de apetito es una de las consecuencias de la anemia. Lo ideal es que las personas anémicas coman cinco o seis veces al día en pequeñas cantidades, además de consumir alimentos ricos en hierro y vitamina C.

Por último, hay que tener en cuenta que algunos alimentos y bebidas como la yema de huevo, el té, el café, la fibra, la proteína de soja y la leche bloquean la absorción de hierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.