ENTRANTESRecetas

Croquetas de pollo de la abuela

Las croquetas son un platillo clásico en muchas cocinas del mundo, pero la receta de la abuela tiene un lugar especial en nuestros corazones y en nuestra memoria gustativa. Estas croquetas de pollo, con su relleno cremoso y su crujiente cobertura, son un tesoro culinario que ha sido compartido en familias durante generaciones. La abuela perfeccionó esta receta a lo largo de los años, y hoy te la compartiré para que puedas disfrutarla en tu propia mesa.

¿Dónde Puedes Encontrar Esta Receta?

Las croquetas de pollo de la abuela son un plato que puedes encontrar en hogares de todo el mundo. Cada abuela tiene su propia versión especial de esta receta, y hoy te presentaré una de las muchas formas en que se preparan. Ahora, es tu oportunidad de continuar la tradición y disfrutar de este manjar en tu propio hogar.

Ingredientes para las Croquetas de Pollo:

  • 2 tazas de pollo cocido y desmenuzado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 cebolla, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1/4 de taza de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1/4 de taza de caldo de pollo
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 2 huevos batidos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite vegetal para freír

Modo de

Preparación:

  1. Comienza por derretir la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Agrega la harina a la sartén y revuelve bien para formar una pasta llamada roux. Cocina esta mezcla durante unos minutos para eliminar el sabor a harina cruda.
  3. Poco a poco, vierte la leche caliente y el caldo de pollo en la sartén, revolviendo constantemente para evitar grumos. La mezcla se espesará gradualmente.
  4. Incorpora el pollo desmenuzado y sazona con sal y pimienta al gusto. Cocina a fuego lento hasta que la masa tenga una consistencia densa y homogénea.
  5. Vierte la mezcla en una bandeja y déjala enfriar en la nevera durante al menos 2 horas, o hasta que esté bien firme.
  6. Con la masa fría, forma pequeñas croquetas. Pásalas por huevo batido y luego por pan rallado.
  7. Calienta el aceite en una sartén profunda y fría las croquetas hasta que estén doradas por fuera y calientes por dentro.
  8. Sírvelas calientes y disfruta de este clásico plato casero.

Guarnición y Maridaje:

Las croquetas de pollo de la abuela son deliciosas por sí solas, pero puedes acompañarlas con una guarnición de ensalada fresca para un contraste refrescante. También puedes servirlas con patatas fritas o una salsa de alioli casera para un toque adicional de sabor.

En cuanto al maridaje, estas croquetas van muy bien con una cerveza tipo pilsner o una copa de vino blanco seco. Si prefieres una opción sin alcohol, un agua con gas con una rodaja de limón o una limonada casera son elecciones refrescantes.

Beneficios y Satisfacciones:

Preparar y disfrutar de las croquetas de pollo de la abuela es una experiencia que te transportará a momentos especiales en tu vida. Además de su sabor reconfortante, estas croquetas te brindarán la satisfacción de cocinar un plato clásico y tradicional. Compartirlas con tus seres queridos hará que la experiencia sea aún más especial, ya que este plato evoca amor y calidez. Así que, anímate a probar esta receta y experimenta la magia de la cocina de la abuela en cada bocado.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.