fbpx

Como hacer el Bizcocho mas alto, tierno y húmedo

El secreto de una buena repostera casera está en preparar deliciosos postres bien horneados con un bizcocho como base esponjoso y que no quede seco. Este debe tener la justa humedad y estar acompañado de un suave aroma avainillado. En definitiva todo se resume en que sea realmente exquisito al paladar… y a la vista.

No menos importante es que nuestro recien horneado bizcocho debe ser maleable y permita trabajar adecuadamente, con el objeto de cortarlo en cuantas capas deseemos, o darle la forma definitiva de nuestra torta.

Hay tantas recetas de bizcocho como abuelas. Con esto quiero decir que la receta de bizcocho tradicional ha pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros dias, y cada una ha ido aportando su toque personal y de época tanto a los ingredientes como a la elaboración de la receta.

Hay tantas recetas de bizcocho como abuelas

Si quieres una receta de bizcocho esponjosa, alta, deliciosa, tierna, rica, húmeda pero fuerte que sea capaz de mantener su forma y fácil congelación , ¡La has encontrado!

Receta del Bizcocho alto y Esponjoso

Ingredientes

3 huevos a temperatura ambiente ( yema y clara por separado)
150 grs de azúcar granulada
2 cucharaditas de extracto de vainilla puro
100 grs de leche entera a temperatura ambiente
80 ml de aceite vegetal
190 grs de harina de repostería

Preparación

Precalentar el horno a 170 C / 338 F

Batir la yema de huevo, el extracto de vainilla y la mitad del azúcar (75 g) durante al menos 8-10 minutos hasta que estén muy pálidos, cremosos y esponjosos.

Incorpora el resto de los ingredientes húmedos; aceite y leche (temperatura ambiente)

Tamice la harina y luego batala suavemente con una espátula de goma hasta que esté bien combinada, no mezcle demasiado.

Batir las claras de huevo a baja velocidad en su batidora de pie mientras agrega el resto del azúcar (75 g), una cucharada a la vez. Aumente la velocidad y bata durante unos 10 minutos hasta que esté rígido y brillante y el azúcar se disuelva por completo.

Con la ayuda de una espátula de goma, incorporar suavemente las claras a la mezcla de harina de yema de huevo y azúcar. Dado que la mezcla de harina es bastante espesa, primero vale la pena suavizarla con 1/4 de la mezcla de clara de huevo batida y luego verter muy suavemente el resto de la clara de huevo.

  Vierta la masa en el molde para pastel redondo de 15 cm (6 pulgadas) y una altura de 7 cms. forrado con papel de hornear al que huntaremos un poco de aceite o mantequilla con la ayuda de un pincel.

  Hornee por aprox. 60 minutos. No abra la puerta del horno en los primeros 45 minutos.

  Dale la vuelta al bizcocho y déjalo enfriar por completo sobre una rejilla.

Ya tendremos listo nuestro bizcocho para consumir tal cual o como base para preparar nuestra torta deseada.

Este bizcocho será bastante alto, por lo que se puede cortar en 2 o 3 rodajas y hacer una torta de 2 o tres pisos de alto.

Espero que te haya gustado y te animes a prepararlo. Con esta receta tienes el éxito asegurado!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *