POSTRESRecetas

Berlinas rellenas de crema pastelera

¿Te gustan las Berlinas rellenas de crema pastelera? Esos deliciosos bollos fritos rellenos de crema, chocolate o mermelada que se espolvorean con azúcar glas.

Son un clásico de la repostería que se puede encontrar en muchas pastelerías y cafeterías, pero también se pueden hacer en casa con ingredientes sencillos y un poco de paciencia. En este post te voy a enseñar la receta de las berlinas con ingredientes y paso a paso, para que puedas disfrutar de este dulce casero cuando quieras.

Ingredientes para unas 12 berlinas:

– 500 g de harina de fuerza
– 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
– 2 huevos
– 200 ml de leche tibia
– 150 g de azúcar
– Una pizca de sal
– 20 g de levadura fresca de panadería
– Aceite de girasol para freír
– Azúcar glas para decorar

Para el relleno:

– 500 ml de leche
– 2 yemas de huevo
– 90 g de azúcar
– 40 g de maicena
– 15 g de esencia de vainilla

Paso a paso:

1. En un bol grande, desmenuza la levadura y disuélvela en la leche tibia. Añade el azúcar, la mantequilla, los huevos, la sal y la harina tamizada. Mezcla todo bien con una cuchara de madera y luego pasa la masa a una superficie enharinada. Amasa durante unos 15 minutos, hasta obtener una masa suave y elástica que no se pegue a las manos. Si es necesario, añade más harina o leche.


2. Forma una bola con la masa y colócala en un bol engrasado con un poco de aceite. Cubre el bol con un paño limpio y déjalo reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen, unas dos horas aproximadamente.


3. Mientras tanto, prepara la crema pastelera para el relleno. En un cazo, calienta la leche con la esencia de vainilla hasta que empiece a hervir. En un bol aparte, bate las yemas con el azúcar y la maicena hasta que quede una mezcla homogénea y sin grumos. Vierte la leche caliente sobre la mezcla de yemas, poco a poco y sin dejar de batir.

Vuelve a poner todo en el cazo y cocina a fuego medio-bajo, removiendo constantemente, hasta que espese y tenga una consistencia cremosa. Retira del fuego y pasa la crema a un bol. Cubre con film transparente pegado a la superficie para que no se forme costra y deja que se enfríe completamente.
4. Cuando la masa haya levado, desgásala con los dedos y divídela en porciones iguales de unos 60 g cada una. Dale forma redonda a cada porción y colócala sobre una bandeja forrada con papel vegetal. Deja espacio entre ellas para que puedan crecer. Cubre la bandeja con un paño y deja que reposen durante una hora más o hasta que doblen su tamaño.
5. Calienta abundante aceite en una sartén profunda o en una freidora a unos 180ºC. Fríe las berlinas por tandas, unos dos minutos por cada lado o hasta que estén doradas y bien cocidas por dentro. Escúrrelas sobre papel absorbente y déjalas enfriar un poco.
6. Rellena una manga pastelera con la crema pastelera y haz un pequeño corte en uno de los extremos. Haz un agujero en cada berlina con un cuchillo o una brocheta e introduce la punta de la manga pastelera. Rellena las berlinas con la crema, presionando suavemente hasta que salga un poco por el agujero.
7. Espolvorea las berlinas con azúcar glas y disfrútalas. Puedes guardar las que te sobren en un recipiente hermético en la nevera, aunque te recomiendo que las consumas el mismo día o al día siguiente, ya que pierden esponjosidad con el tiempo.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.