POSTRESRecetas

Profiteroles rellenos de Crema

Los profiteroles son unos pequeños pastelitos redondos hechos con masa choux, que se pueden rellenar de diferentes cremas o nata. En esta ocasión, te voy a enseñar cómo hacer profiteroles rellenos de crema pastelera, una receta muy fácil y deliciosa que puedes preparar en casa con pocos ingredientes.

Para hacer los profiteroles necesitas:

– 250 ml de agua
– 100 g de mantequilla
– 150 g de harina
– 4 huevos
– Una pizca de sal

Para hacer la crema pastelera necesitas:

– 500 ml de leche
– 4 yemas de huevo
– 100 g de azúcar
– 40 g de maicena
– Una cucharadita de esencia de vainilla

El primer paso es hacer la masa choux para los profiteroles. Para ello, pon el agua y la mantequilla en un cazo a fuego medio y lleva a ebullición. Cuando hierva, retira del fuego y añade la harina y la sal de golpe. Mezcla bien con una cuchara de madera hasta que se forme una masa homogénea que se despegue de las paredes del cazo.

Vuelve a poner el cazo al fuego y cocina la masa durante unos minutos, removiendo constantemente, para que se seque un poco y pierda el sabor a harina cruda. Luego, pasa la masa a un bol y deja que se enfríe un poco.

A continuación, añade los huevos de uno en uno, batiendo bien con unas varillas o con una batidora eléctrica después de cada adición, hasta que la masa esté lisa y brillante. No añadas el siguiente huevo hasta que el anterior esté bien integrado.

Precalienta el horno a 200ºC y forra una bandeja con papel vegetal. Con una manga pastelera con boquilla redonda, forma pequeñas bolitas de masa sobre la bandeja, dejando espacio entre ellas. Si quieres que queden más bonitos, puedes alisar los picos que se forman con un dedo mojado en agua.

Hornea los profiteroles durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados y crujientes. No abras el horno durante la cocción para que no se bajen. Cuando estén listos, sácalos del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto, prepara la crema pastelera. Para ello, pon la leche y la vainilla en un cazo a fuego medio y lleva a ebullición. En un bol aparte, bate las yemas con el azúcar y la maicena hasta que estén bien mezcladas.

Cuando la leche hierva, retira del fuego y vierte un poco sobre la mezcla de yemas, removiendo rápidamente para que no se cuajen. Luego, vierte esta mezcla sobre el resto de la leche en el cazo y vuelve a poner al fuego.

Cocina la crema a fuego bajo, sin dejar de remover con una cuchara de madera o unas varillas, hasta que espese y tenga una consistencia cremosa. Ten cuidado de que no hierva ni se pegue al fondo del cazo.

Cuando la crema esté lista, pásala a un bol y cubre con film transparente pegado a la superficie para que no se forme costra. Deja que se enfríe completamente.

Para rellenar los profiteroles, haz un pequeño agujero en la base de cada uno con un cuchillo o una boquilla pequeña. Rellena una manga pastelera con la crema pastelera y rellena los profiteroles por el agujero, presionando suavemente hasta que notes que están llenos.

Ya solo te queda disfrutar de tus profiteroles rellenos de crema, que puedes espolvorear con azúcar glas o bañar con chocolate fundido si te apetece. ¡Buen provecho!


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.