RecetasVERDURAS

Receta de ajo blanco: Sabor refrescante en verano

Esta es una receta tradicional con un toque refrescante para los días de verano: el ajo blanco. Esta deliciosa sopa fría es perfecta para combatir el calor y deleitar tus sentidos con sabores sorprendentes. Te guiaré a través de cada paso para crear un ajo blanco exquisito que se convertirá en un favorito en tu mesa.

Esta receta es muy popular en muchos pueblos de Andalucia y Extremadura, incluso algunos pueblos le dedican su propia fiesta del ajo blanco como en Almáchar, Málaga que se celebra en el mes de septiembre.

¡Prepárate para descubrir una combinación única de ingredientes y técnicas culinarias!

Ingredientes Frescos y Sabrosos

La receta de ajo blanco es una fusión de ingredientes simples pero llenos de sabor. Si te gusta el  sabor del ajo quizás te guste esta receta de sopa de ajo.

Para poder hacer el Ajo Blanco Asegúrate de tener a mano:

  • 200 g de almendras crudas peladas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 100 g de miga de pan.
  • 100 ml de vinagre de jerez.
  • Sal al gusto.
  • Uvas o melón (opcional, para decorar).

Preparación de la Receta de ajo blanco paso a paso

  1. Preparación de las Almendras: Comienza por blanquear las almendras. Hierve agua en una olla y sumerge las almendras durante unos minutos. Luego, escúrrelas y pélalas con cuidado. Las almendras peladas aportarán un sabor suave y cremosidad a la sopa.
  2. Hidratación del Pan: Remoja la miga de pan en el vinagre de jerez durante unos minutos. Esto le dará una textura suave y agregará un sabor agridulce característico al ajo blanco.
  3. Mezcla y Trituración: En una licuadora o procesador de alimentos, coloca las almendras peladas, el ajo picado y la miga de pan hidratada con el vinagre. Comienza a triturar mientras agregas gradualmente el aceite de oliva en un chorrito constante. La mezcla se volverá espesa y suave.
  4. Ajuste de Sabor: Una vez que la mezcla tenga una textura homogénea, ajusta el sabor con sal al gusto. Si prefieres un toque más ácido, puedes agregar un poco más de vinagre de jerez.
  5. Refrigeración y Servido: Transfiere el ajo blanco a una jarra y refrigéralo durante al menos 2 horas para que los sabores se mezclen y se enfríe adecuadamente. Sirve en platos individuales y decora con uvas o melón cortado en cubos para un contraste fresco.

Sabor Refrescante en Cada Cucharada

El ajo blanco es un plato que combina la riqueza de las almendras con la frescura del ajo y el aroma del aceite de oliva. Esta sopa fría es ideal como entrada o plato ligero en una comida de verano. Puedes experimentar con diferentes decoraciones, como hojas de menta fresca o incluso jamón serrano en trozos pequeños.

¡Y ahí lo tienes, una receta refrescante y deliciosa de ajo blanco que te llevará a un viaje culinario lleno de sabor y sorpresas! Ahora tienes todas las herramientas para crear este plato tradicional con un giro moderno en tu propia cocina.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.