CARNESRecetas

Pollo a la cerveza

Si existe una receta que combina lo mejor de la cerveza y la cocina, es definitivamente el pollo a la cerveza. Este plato es un testimonio de cómo los ingredientes aparentemente dispares pueden fusionarse para crear un sabor y una textura únicos.

Desde el crujiente exterior hasta la carne tierna y jugosa, cada bocado de pollo a la cerveza es una experiencia culinaria que merece ser explorada. En este artículo, te guiaré a través de esta receta clásica con un giro inolvidable con esta receta de pollo.

Ingredientes para el Pollo a la Cerveza:

  • 4 piezas de muslos de pollo
  • 1 lata de cerveza (elige tu favorita)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de romero fresco, picado
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Rodajas de limón para decorar

Modo de

Preparación del Pollo a la cerveza:

  1. Comienza preparando el pollo. Lava y seca los muslos de pollo con papel absorbente. Esto ayudará a lograr una piel crujiente.
  2. En un tazón, mezcla el aceite de oliva, el ajo picado, el romero fresco, el pimentón, la sal y la pimienta. Esta mezcla de especias aromáticas será la base de la marinada.
  3. Coloca los muslos de pollo en la marinada, asegurándote de que estén bien cubiertos. Cubre el tazón con papel film y deja marinar en el refrigerador durante al menos 1 hora, permitiendo que los sabores se mezclen.
  4. Precalienta el horno a 180°C (350°F). Retira los muslos de pollo de la marinada y colócalos en una bandeja para hornear.
  5. Abre la lata de cerveza y colócala en el centro de la bandeja. Con cuidado, coloca cada muslo de pollo sobre la lata, de manera que queden verticalmente con la cerveza en su interior.
  6. Hornea el pollo durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que la piel esté dorada y crujiente, y el pollo esté cocido a la perfección.
  7. Una vez que el pollo esté listo, retira con cuidado la lata de cerveza. Sirve el pollo a la cerveza con rodajas de limón para dar un toque cítrico y fresco.

Un Toque Curioso: El pollo a la cerveza es una receta que tiene raíces profundas en la cocina, y su origen se remonta a regiones donde la cerveza es una bebida popular.

La cerveza no solo aporta un sabor distintivo, sino que también ayuda a mantener la carne jugosa y tierna durante el proceso de cocción.

La idea de utilizar una lata de cerveza como soporte para cocinar el pollo verticalmente es un enfoque creativo que no solo agrega sabor, sino que también permite que los jugos de la cerveza infundan la carne mientras se cocina.

Este método, conocido como “pollo a la lata de cerveza”, ha ganado popularidad en las parrillas y los hornos de todo el mundo.

Beneficios del Pollo a la Cerveza

El pollo a la cerveza es una receta saludable porque combina una carne magra como el pollo, que es rica en proteínas y baja en grasas, con una bebida como la cerveza, que tiene beneficios para la salud si se consume con moderación. Algunos de estos beneficios son:

Fuente de vitaminas del grupo B, especialmente B1, B2, B6 y ácido fólico, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso, al metabolismo energético y a la prevención de la anemia.
Contiene minerales como el silicio, el magnesio, el potasio y el fósforo, que ayudan a fortalecer los huesos, los músculos y los nervios, así como a regular la presión arterial y el equilibrio hídrico.
Tiene propiedades antioxidantes, gracias a los compuestos fenólicos que se encuentran en el lúpulo y en la malta. Estos compuestos protegen las células del daño oxidativo causado por los radicales libres, que pueden provocar enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o cáncer.
Tiene un efecto diurético, que favorece la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. Esto puede prevenir la formación de cálculos renales y mejorar la función renal.
Tiene un efecto relajante, que puede reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Además, al ser una bebida social, puede fomentar las relaciones interpersonales y el sentido de pertenencia.

Como ves, el pollo a la cerveza es una receta fácil y deliciosa con beneficios para la salud. Eso sí, recuerda que la cerveza debe consumirse con moderación y responsabilidad, y que no es apta para menores de edad, embarazadas, lactantes o personas con problemas de salud. Si sigues estas recomendaciones, podrás disfrutar de este plato sin culpa y con mucho sabor.


Descubre más desde Tu Revista de Cocina

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Un comentario en «Pollo a la cerveza»

  • Muy rica receta pero tengo una duda La lata de cerveza abierta por supuesto pero sin derramar sobre el pollo? Gracias espero respuesta

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.